miércoles, 1 de febrero de 2012

Capítulo 19: El tiempo pasa rápido. Más sorpresas.


Los meses habían pasado y el tiempo había pasado tan rápido que ni percaté de que la primavera se asomaba a mi ventana. Era lunes cuando me desperté vaga. Un día más, pensé.
Debby se asomó por la puerta y me dedicó una sonrisa cálida.
-No me gusta esa sonrisa- Su sonrisa era más que eso, su cara mostraba un plan que tenía para el lunes que era demasiado tentador para aceptarlo-. Hoy es lunes, tengo un examen importante, no creo que tenga tiempo para salir-. Dije mientras cogía la mochila y ella me miraba.
-Te has pasado todo estos meses estudiando- ¿Enserio?-. Creo que deberías de descansar un poco. Sé que has aprobado todos los exámenes, y sé que aprobarás este, pero ¿no podrías salir a la calle? Llevas desde Diciembre del año pasado encerrada en la habitación. No sé qué hacías tanto tiempo en tu habitación, a parte de estudiar, o eso es lo que dice tú.
Su cara está vez mostraba un “por favor” tentador. No me vendría mal salir un ratito. Pero sólo un ratito, pensé.
-Está bien, en cuanto acabe el examen ya veré la forma de irme del instituto.
-¡Así me gusta! Te espero en el teatro a las once y media. No llegues tarde.
-¿Me vas a llevar al teatro?- pregunté frunciendo el ceño.
-Ya lo verás, te espero allí- Se fue y me dejó sola en la habitación. Suspiré y revisé mis apuntes. Estaba lista para el examen, salí corriendo a la calle y dejé que el viento me llevara. Nunca había echado tanto de menos aquella brisa mañanera de primavera. Me encantaba aquella época del año. Empecé a andar hacia el instituto teniendo una mente optimista.
Me encontré con Ariana en medio del camino. Me acerqué a ella y me miró confusa.
-No te he visto durante todos estos meses- dije sonriente.
-Lo siento … mis padres decidieron llevarme al instituto, ya sabes, sus preocupaciones-Empezamos a andar mientras que pensaba en hacer una pregunta precipitada o no.
-… ¿Preocupaciones?- pregunté.
-Me encantan tus indirectas para hacer que la gente suelte sus rollos- Vaya … no sabía que eso fuese una indirecta, me dije-. Estuve ingresada en el hospital hace poco- La miré con pena, pero mantuve la compostura-, no me acuerdo de qué pasó pero me explicaron que me había roto las muñecas a navajazas. Entonces mientras que me hablaban, recordé qué pasó. Fue en el cumpleaños de Mary, cuando Dylan quería que le perdonase. Le dije que no, le dije que no iba a volver el mismo error. Me fui enfadada conmigo misma. No quería enfadarme de él, y menos, alejarme. No sé si recordarás cuando estuvimos en el autobús … salí corriendo y Alex me siguió, intenté correr más rápido, pero me agarró y vio que estaba llorando, si lloraba. Alex me dejó en casa preocupada, y sin decir nada, entré a mi habitación. Es hasta allí donde los recuerdos son más claros- Estaba claro que no me quería contar lo que pasaba a continuación, de todos modos, yo tampoco quería oírlo.
-¿Hablaste con Dylan?- pregunté mordiéndome el labio.
-Si … De hecho, somos buenos amigos …- Aparté mi mirada de la suya y sospeché que algo iba a salir de su boca, pero me negaba a escucharlo.
-Me alegro por vosotros- dije de golpe.
-No me gusta esto- me dijo Ariana mirando hacia el suelo-. No me gusta tener que ocultarte cosas…
-Me estás empezando a dar miedo …
-Escucha Liza, sé que te va a molestar, pero me da igual, sinceramente. Dylan y yo estamos saliendo, otra vez, sí.
Estábamos cerca del instituto así que tenía dos opciones: o pegarle una bofetada, o salir corriendo como si no hubiera oído nada. Opté por la segunda opción y salí pitando para alejarme de ella. Percibí que sus hombros se hundían y que una lágrima se escapaba de sus ojos. Me dolía saber que ella, Ariana, estuviese saliendo con el novio de mi hermana, no me imaginaba cómo de destrozada iba a estar Debby cuando se enterase. Lo peor fue que de eso había pasado mucho tiempo, y Dylan salía también con Debby mientras que a la vez salía con Ariana. Sabía que engañaba a Debby desde el principio. Lo sabía. Las miradas entre ellos, los roces … Estaba en lo cierto.
Terminé el examen y salí corriendo antes de que viese al director caminando por el pasillo. Vi a Jack andando hacia mi, y aceleré el paso para que no tuviera tiempo a detenerme. Tarde. Me agarró suavemente del brazo y retrocedí un paso para verle los ojos. El verde oscuro de sus ojos miraban a los míos, y sinceramente, no sabía qué hacer en aquel momento. Pensé que Madeleine se acercaba a nosotros, y me aparté de él. Madeleine no estaba allí, pero si no pensaba que ella estaba allí, no podía dejar de estar pegada a Jack.
-¿Desde cuando una chica como tú pretende escaparse del instituto?- me preguntó con tono burlón.
-Para tu información, no me escapo. Tan sólo me voy de aquí por unas horas- dije empujándole por cada palabra que decía.
Parecía que me llevaba a Jack conmigo con tantos empujones que le daba. La campana sonó y sabía que iba a llegar tarde a la cita con Debby. Le di un empujón más fuerte para que se apartara de mi camino, pero me detuvo las manos y cogió la parte inferior de mi jersey y lo atrajo hacia él. Me levantó la barbilla y nuestros labios quedaban separados a unos cinco centímetros. El corazón me latía, y pensaba que el beso nunca llegaría. El beso no llegó, pero me abrazó tiernamente, lo que hizo que, por un momento, mis preocupaciones desapareciesen.
-Vámonos de aquí- me susurró al oído.
-Creo que la gente nos está mirando, y creo que lo que están viendo se lo contarán a Madeleine, y creo que no le gustará que estés aquí … conmigo … abrazándome.
-No hay nadie, Liza- Le abracé más fuerte y apoyé mi cabeza sobre su hombro-. Y si Madeleine estuviese aquí, viéndonos, no me importaría. De hecho, la ignoraría y seguiría abrazándote- Le miré a los ojos frunciendo el ceño y se rió con una risa burlona-. Vámonos de aquí.
-Vamos.
Caminamos hacia el aparcamiento donde el Toyota negro de Jack estaba aparcado. Entré y me acomodé en el asiento. Aún recordaba cuando fue la última vez en el que estaba sentada en aquel mismo asiento. Jack arrancó el motor y me llevó lejos de la ciudad, lejos del mundo.
-Ahora soy yo la que pregunto, ¿dónde me llevas?- pregunté.
-No te voy a mentir. No sé dónde vamos. Suele ser de esos chicos que improvisan …- La idea de que improvisase me encantaba. No conocía a ningún chico que no tuviese planes listos para hacer en un día normal, los chicos que conocía eran unos aburridos con planes aburridos-. Creo que se me está ocurriendo una idea que te va a gustar.
-Sorpréndeme- dije sonriéndole.
-Bueno, pues espero que no tengas ningún plan para ahora. Te había visto salir del instituto y supuse que debías de tener que hacer algo importante para salir de clase a las once.
Entonces fue en aquel mismo instante cuando me acordé de que tenía que reunirme con Debby en el teatro.
-¡Mierda! ¡Me va a matar! ¡Oh, lo siento Jack! Por favor … ¿puedes llevarme al teatro?- dije mirando el reloj que marcaba las doce menos cuarto.
-Sí, claro.
-Siento mucho no poder ir a dónde me ibas a llevar …
-Es una lástima, pero creo que el lugar te gustará más de noche- dije sonriendo mientras que miraba hacia la carretera.
-Eso quiere decir … que me llevarás a ese lugar esta noche ¿no?- pregunté.
-Al no ser que tú no quieras- dijo esta vez parando el coche y mirándome a los ojos-. Hemos llegado.
Miré que ya estaba en la entrada del teatro y debía de salir pitando, pero antes debía de decirle algo a Jack.
-Está bien esta noche te estaré esperando en mi casa, ¿qué te parece si vienes a las ocho y media?
-Me parece genial- Se inclinó y me besó en la mejilla. Abrí la puerta y giré para volver a echarle el último vistazo al chico más bueno de la ciudad. Jack me guiñó el ojo y luego se rió de lo que hizo-. Adiós, Liza.
-Adiós- dije ruborizada.

4 comentarios:

  1. Me he leído los dos capítulos seguidos y debo decir que en ambos me he metido por completo en la historia. Brigitte me ha inquietado... Solo un poco jajaja Pero esa inquietud se me ha pasado por completo leyendo el fantástico momentazo entre Liza y Jack *.* Y no me gusta nada que Debby sufra por Dylan, pero admito que la relación que tiene con Ariana me entusiasma también. Todo son contradicciones... No me puedes liar de esta forma! jajaja

    Me han gustado los capítulos ^^ Un besoooo!

    ResponderEliminar
  2. Qué sádica soy... No me había percatado de ello... (Ironíaon) xDD El momentazo entre tú y Jack me ha matado. Estaba hasta yo sintiendo el cuerpo de él, pero tranquila que es todo tuyo jajaja
    Yo quería que ese abrazo no acabase nunca, hasta yo me sentía bien -.-" xD ¿¡Dónde te va a llevar!? ¡¡aaaa!! Mañana mismo te lo pregunto y te torturaré si no me lo dices xDDD Yeheheheheeh
    Por favor, qué bonito...
    No me ha gustado que huyeras así de mi... Yo también tengo sentimientos ¿vale? T.T!!! hahahahah
    ¡Oye un abruzo!

    ResponderEliminar
  3. me encanta tu blog y sobre todo tu historia por supuesto y pienso seguirte.me gusta mucho como como te expresas,no puedo esperar mas asta que subas el próximo capitulo sube pronto porfis.
    ya de paso te invito a que te pases por mi blog es http://mina2611.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. De blog en blog he llegado hasta aquí y la verdad es que me ha encantado encontrarme con esta historia :D (yo tengo dos blogs, y en uno de ellos una historia también jajaja xD)
    He estado leyendo y ya estoy enganchadísima. ¡Quiero saber qué pasa con Jack! Y me ha dado mucha pena Debby T.T
    Te sigo y espero que sigas publicando pronto :))
    Un saludoo!

    ResponderEliminar